Tan grande como un título.

Tan importante como un subtítulo.

 

 

Pequeño y grande. Dos antónimos que tienen un sabor a subjetividad.

Nada más por poner un ejemplo, yo podría pensar que éste, es un gran texto y eso que lo voy empezando, así que ya me dirás. Y no me puedes negar que la bufanda que te regaló la tía abuela en navidad, la que pensó que era un gran regalo, nunca te la pones y nunca lo harás.

Pero espera, que hay más. Esa servilleta en la que te escribieron, ese post-it que guarda un te quiero, o esa figura de papel que nunca has tirado, por pequeños que parezcan son grandes detalles.

Entonces el tamaño no está en las dimensiones, el tamaño está en el espacio que ocupan adentro de ti, las cosas, los recuerdos, las personas y hasta las palabras.

Y es entonces cuando nos damos cuenta que todo lo que parece pequeño tiene una gran importancia. Sí, lo digo por las letras chiquitas que vienen en algunos documentos, que vienen siendo la analogía perfecta de las personas pequeñas en la vida de las personas que se sienten grandes.

También habrá que decirlo por Aylan, el niño que nunca vio una orilla segura en Turkia. O por Omran Daqneesh el niño que no conoce otra cosa que no sea la guerra.

Por ellos, los que no tuvieron oportunidad de festejar este día.

Lo digo por todos esos grandes maestros. A los que todavía se les festeja hoy, vaya.

Lo digo por los que fuimos algún día y que hoy, como si nos hiciera mejores, nos negamos a recordar. Los encerramos en lo más profundo de nosotros con llave, castigados por un qué dirán tan tirano, que espera que no veamos nuestras letras chiquitas. Por llamarlo de otra manera.

Lo digo por los que se entretienen con colores y papel, con la hoja de un árbol. Los que se dejan sorprender y los que sin querer incluso, te sorprenden más veces de las que puedes soportar.

Los que te hacen una pregunta tan sencilla, que es difícil responder. Pero que tienen la cualidad de ponerte a pensar.

Los que tienen más capacidad de asombro que cualquiera de nosotros, capacidad.

Por todos ellos que todavía son.

Por todos los que se atreven a seguir siendo.

Y por los que están dispuestos a recuperarlos.

A volverse a asombrar.

A volver a sonreír.

A volver a soñar, con lo que serán de grandes.

Un comentario en “Tan grande como un título.

  1. Hoy si me resultó muy confuso; me cuesta trabajo tomar el hilo conductor del tema.

    De cualquier modo, no pierdes el estilo y eso es bueno. Que yo no lo entienda es problema de tiempo

    No?? H. Silva R. Integra Soluciones Inmobiliarias y de negocios S.A. de C.V. Dagoberto Flores #1 L.1 M.6 Col. Jes??s Jim??nez Gallardo Metepec, Estado de M??xico. http://www.solucionesinmobiliariasmetepec.com.mx/ integra@solucionesinmobiliariasmetepec.com.mx Telefonos:280 91 65//209 28 80 ________________________________

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s